UGT muestra su preocupación por la situación del Grupo Armas-Trasmediterránea

Desde el Sindicato Marítimo Portuario de FeSMC-UGT estamos asistiendo con preocupación a la situación por la que están atravesando los trabajadores y trabajadoras del Grupo Armas Trasmediterránea, a la incertidumbre y la duda sobre cuál será el futuro de las empresas del Grupo, así como en qué punto se encuentran realmente unas navieras que resultan estratégicas para el empleo, el pabellón, la economía y el transporte de este país.

En referencia a Trasmediterránea –desde su paso de naviera pública a privada– esta compañía siempre se ha visto envuelta en un conglomerado de intereses que, muchas veces, se escapaban al entendimiento pero que, a nuestro modo de ver, terminaban con una gestión nefasta.

A nuestro sindicato se acercaron tanto grupos empresariales como intereses particulares solicitando nuestro apoyo para que Cía. Trasmediterránea no fuese vendida al Grupo Armas, ofreciendo otras posibilidades para el futuro de la compañía. La contestación del Sindicato Marítimo Portuario de UGT a estas demandas siempre fue la  misma: “Presenten un plan de viabilidad sobre la mesa que asegure los empleos y lo estudiaremos”. A día de hoy nadie nos presentó un plan.

El fin principal de este sindicato es la creación y/o mantenimiento del empleo y de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras, siendo éstos los principios que marcan y marcarán nuestra actuación a la hora de buscar, negociar y apoyar cualquier escenario que vaya en esta línea, pero estamos notando que la opacidad que demuestra la empresa –ya sea por cautela o intencionadamente– dificulta el trabajo tanto de la representación social como de las secciones sindicales en cada una de las empresas del Grupo.

A criterio de este Sindicato resulta primordial en estos momentos que las partes nos alejemos del ruido mediático que se está produciendo porque no hay que ser muy sagaz para ver que algunas de las informaciones que están apareciendo están influenciadas por diferentes intereses internos y externos. Asimismo, en el debe empresarial, no nos parece adecuado convocar a la representación de los trabajadores y secciones sindicales para simplemente afirmar que todo lo que aparece en los medios no es cierto, que se está negociando con bancos y bonistas, etc… pero sin aportar ningún tipo de documentación que sostenga y acredite la defensa de la situación económica que el Grupo Armas Trasmediterránea sostiene.

Los representantes de los trabajadores están en su derecho de conocer todos los aspectos económicos que influyen sobre el mantenimiento de sus derechos laborales y la empresa debe de aportarlos, sólo de esta manera podremos trabajar empresa,  representantes de los trabajadores y sindicatos en un clima de confianza que dé lugar a un consenso entre las partes para abordar la actual situación.

Desde este Sindicato Maritimo Portuario de UGT, llevamos ya un tiempo manteniendo contactos con la Administración transmitiéndoles nuestra preocupación por la situación que se está creando, siendo ésta partícipe de la misma y compartiendo los mismos objetivos: el mantenimiento del empleo y la bandera de los buques, así como la continuidad de la actividad de unas navieras que se mueven en ámbitos estratégicos, como ya hemos comentado antes.

Defenderemos los derechos de los trabajadores y trabajadoras sin apartarnos de los necesarios consensos para la continuidad de las empresas, pero nuestra razón de ser como Sindicato es la de proteger los derechos laborales. En ese sentido nos mantendremos firmes y sin dudar a la hora de actuar legalmente contra cualquier menoscabo que se intente perpetrar.

Demandamos claridad y viabilidad, comunicación y confianza y, a partir de aquí, tratar de buscar soluciones pero con un soporte contrastado y veraz de información.