UGT, CCOO y CIG se reafirman en su reivindicación por la aplicación del III convenio colectivo de Puertos del Estado y AAPP

Los delegados de los tres sindicatos llevan una semana encerrados en dependencias de la sede de Puertos del Estado.

Tras una semana de encierro en la sede del Organismo Público Puertos del Estado, en Madrid, los delegados y delegadas de UGT, CCOO y CIG mantienen su voluntad de no abandonar esta movilización hasta que no se produzca una nueva reunión -la última, se produjo el pasado 26 de enero, preludio del actual encierro- en la que se dé una solución definitiva al actual bloqueo que se está produciendo en la aplicación del III Convenio Colectivo de Puertos del Estado y Autoridades Portuarias y del Acuerdo Administración Sindicatos.

El mencionado Convenio, firmado hace más de año y medio, sigue sin aplicarse por decisión del Ministerio de Hacienda a través de la CECIR (Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones) y la pasividad del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, cuya excusa no es otra, que señalar al primero como escollo principal para su aplicación, es decir, el incumplimiento del acuerdo adoptado el pasado 23 de abril de 2019.

Los trabajadores y trabajadoras de los organismos públicos portuarios hemos demostrado sobradamente el compromiso con la prestación de los servicios públicos esenciales, a pesar de haber sufrido todo tipo de recortes durante los años más duros de la crisis económica y la negativa a la negociación durante más de 10 años. Además, en el actual contexto de triple crisis (sanitaria, económica y social) los profesionales de los puertos han cumplido, con su deber, en situaciones excepcionales, lo que ha garantizado el suministro a través de los distintos modos de transporte a la ciudadanía.

La garantía de los servicios públicos esenciales en los puertos está en juego. La formación y cualificación de los trabajadores es la mejor forma de responder a las necesidades de la ciudadanía, problemática a la que se daba respuesta a través del Convenio pactado y hasta que esto no suceda, las movilizaciones estarán más que justificadas.